La pistola de curvas es una regla empleada básicamente en la industria de la arquitectura.

    Su empleo en el maquillaje permanente se me ocurrió ya que al dibujar el perímetro de la boca trabajamos trazando líneas curvas y semi-curvas.

    Existen muchas pistolas de curvas pero le recomiendo usar la incluida en esta clase.

    Limpien perfectamente la lámina con un algodón humedecido con agua y alcohol. Note que trabajemos solamente con una de las líneas del perímetro.

    Coloque el perímetro de la lámina desde la mitad del labio inferior a la comisura.

    Acomode la lámina de manera que pueda cubrir el perímetro del labio. Trace la línea con un marcador indeleble.
    Voltee la lámina y trace el otro lado del labio inferior.

    Ahora trace la mitad del labio superior usando la curva mas cerrada, esta le ayudara a dibujar el perímetro superior desde la mitad del arco del cupido.

    Acomode la lámina y cuidadosamente dibuje el contorno, repita el procedimiento en el lado opuesto.

    Si después de usar la pistola de curvas, usted decide hacer alguna modificación, hágala, recuerde que todo este tipo de herramientas sirven para ayudarle a crear perfección, sobre todo en las comisuras, las que por sus irregularidades complican el perfilado.