Grupos de agujas usados por el artista en maquillaje permanente

    El objetivo de esta presentación es comunicarle todo lo relacionado con las agujas usadas en maquillaje permanente. Confiamos que después de esta presentación usted podrá determinar el tipo de aguja y su agrupación para crear un efecto determinado.

    Un artista precisa de brochas y pinceles de diferentes tamaños y formas para lograr acabados diversos.

    El técnico en Micropigmentación usa agujas de configuraciones variadas siguiendo los mismos conceptos. Es decir, para los procedimientos de maquillaje permanente nosotros necesitamos emplear agujas específicas que introduzcan el pigmento creando distintos efectos en la piel.

    Los pinceles delgados sirven para trazar líneas finas, de la misma forma que una aguja de pocas puntas básicamente se empleará para delinear. Un pincel grueso se emplearía para cubrir áreas grandes. Use este mismo concepto para entender cuál sería el propósito de una aguja de agrupación múltiple.

    Factores importantes que debe considerar al elegir el grupo y la configuración de las agujas: La textura y las características de la piel y el área en la que se pretenda trabajar.

    Generalmente las pieles grasas, gruesas y cicatrizadas deben ser trabajadas con agujas que permitan depositar el pigmento con mayor facilidad en la dermis. Las agujas planas o las agrupadas de pocas puntas serían las más recomendables.

    Por otro lado, el uso de agujas planas o de agujas agrupadas de pocas puntas en pieles deshidratadas, envejecidas o muy delgadas, podría resultar en una catástrofe.
    Las agujas se dividen dependiendo de su configuración en lineales y circulares.

    Las agujas lineales, llamadas también planas, reciben este nombre debido a la forma paralela en que las puntas están unidas. Estas agujas tienen apariencia de escoba.

    Las agujas lineales o planas, se dividen en:
    a) Planas Sencillas: Presentan una sola hilera de agujas.
    b) Planas Paralelas: Reciben su nombre debido a que presentan dos hileras de agujas, una enfrente de otra.
    c) Planas Intercaladas, llamadas también Mágnum. Estas agujas también presentan dos hileras de puntas pero acomodadas intercaladamente.

    Generalmente las agujas planas se usan para lograr efectos de sombreado; son muy útiles cuando se desee conseguir efectos naturales y homogéneos. También se pueden lograr efectos de rellenos muy saturados, dependiendo de la técnica y el ángulo usados.

    Debido a la forma en que están unidas las agujas planas, estas pueden ser empleadas de manera vertical u horizontal, consiguiéndose efectos completamente diferentes.

    Una aguja plana sencilla posicionada de manera vertical puede ser usada para dibujar, mientras que en forma horizontal, sirve solamente para sombrear o rellenar.
    Considere que una aguja plana posicionada de manera vertical, puede resultar muy nociva para la piel, si el técnico no tiene experiencia.

    Esté consciente que la piel puede ser fácilmente dañada al usar una aguja plana verticalmente, especialmente si se hace por alguien sin, o con poca experiencia. Al usar una aguja plana en la posición vertical, mueva las agujas a través de la piel más lentamente para evitar cortarla o romperla.

    Los efectos obtenidos de las agujas planas pueden variar de un efecto saturado a un efecto más ligero, dependiendo de la dirección o movimiento de la máquina.

    Si las agujas se mueven hacia arriba, depositan más pigmento. Si el movimiento es hacia abajo, se deposita menos. Por consiguiente, el movimiento recomendado es hacia arriba para depositar suficiente pigmento.

    Igualmente, la angulación del aparato en relación con la piel, o si el movimiento del trazo cambia de corto a rápido influyen con la cantidad de pigmento depositado. Las angulaciones recomendadas para las agujas planas es de 30 a 45 grados en relación con la curvatura de la piel.

    Las agujas circulares llamadas también agrupadas, están unidas de manera concéntrica. Estas agujas se dividen en:

    a) Delineadoras. Las puntas, que generalmente son pocas, están unidas muy juntas unas de las otras.
    b) Sombreadoras. Las puntas, que generalmente son muchas, están más separadas, es decir, hay más espacio entre unas y otras.

    Supuestamente las agujas circulares son menos nocivas para la piel. Esto es difícil de afirmar, ya que cualquier aguja podría resultar agresiva si se hace mal empleo de ella.
    Lo que debe considerar al emplear las agujas circulares o agrupadas es que, si el aparato usado no tiene suficiente fuerza, existe la posibilidad de que no penetren tan profundamente como se requiere para obtener un buen depósito de color, ya que debido a la configuración que presentan, vibran al parejo del tejido, con más facilidad de rebotar.

    Debido a la forma en que están unidas las puntas de una aguja agrupada, se recomienda trabajar prácticamente de manera perpendicular.
    No es recomendable usar una angulación menor de 60 grados debido a que algunas puntas quedarían en capas superiores de la piel afectando el resultado.
    Considere que entre más puntas tenga una aguja agrupada, más natural será el efecto que se conseguirá; y que entre más puntas se usen, más difícil será depositar el pigmento de manera saturada en la dermis. Estas reglas no se aplican a las agujas planas.

    Generalmente, una aguja agrupada múltiple se usa para pigmentar áreas más extensas mientras que una aguja de menos puntas se usa básicamente para crear líneas de varios grosores.
    Hay una tremenda controversia en el tamaño de las agrupaciones de agujas que serán usadas en los procedimientos de maquillaje permanente. Algunos técnicos alcanzan buenos resultados usando solamente agujas agrupadas. Por otro lado, hay técnicos que prefieren hacer sus procedimientos usando “agujas planas” porque estas penetran la piel más fácilmente y a más profundidad. Además, depositan más pigmento, lo cual puede prolongar el resultado y minimizar las posibilidades de retoque.
    Cualquiera de las dos configuraciones puede ser usada efectivamente por un experto. Con experiencia se desarrolla técnica propia y se adopta la configuración ideal.
    Muchos técnicos se quejan de no poder obtener efectos naturales, y de que el delineado de los labios y del párpado superior generalmente necesitan ser retocados.

    Factores tales como no estirar la piel convenientemente o no preparar la máquina o no incluir la aguja adecuada, contribuyen a estos problemas. También usar una aguja solo por usarla sin lugar a dudas, incrementa el fracaso de un procedimiento.

    Los variados tipos de dermógrafos en el mercado, usan diferentes tamaños y formas de agujas. Cada grupo de agujas está diseñado para acoplarse a la estructura de cada aparato. Las agujas pueden ir unidas a las barras metálicas o plásticas, dependiendo del tipo de dermógrafo.

    Las barras metálicas usadas en las agujas de aparatos médicos son muy cortas y se atornillan a la apunta del aparato. Las máquinas rotativas usan vástagos plásticos cortos para detener las agujas, las cuales se adhieren por presión. El mejor vástago disponible para máquinas ligeras es el que se atornilla al convertidor o biela.

    Es importante que todas las partes de la máquina puedan limpiarse o esterilizarse o que sean desechables. De otra manera, cada aguja nueva y estéril será contaminada con el residuo de otros procedimientos.

    Las agujas para aparatos usadas en tatuajes corporales se fijan a la cabeza de la máquina por medio de barras metálicas.

    En máquinas para tatuaje corporal que funcionan con bobinas, la barra de la aguja se fija a la armadura movible por medio de una apertura en forma anillo en la parte alta. Hay barras metálicas que se atornillan a la biela del aparato. Las agujas usadas para tatuar varían en su diámetro o medida, los cuales son: #12, #10 y #8. Estas agujas también se denominan como agujas 00 (doble cero) y 000 (triple cero).

    No es recomendable reusar las agujas ya que pierden el filo después de un procedimiento; el proceso de esterilización también le afecta. Tenga cuidado de no tocar las paredes del contenedor de pigmento con la punta cuando la aguja está en movimiento porque se daña fácilmente; si esto llegara a ocurrir, será necesario cambiarla.

    Antes de usar una aguja, verifique siempre que el empaque esté intacto y que la fecha de caducidad que protege la garantía de esterilización no haya expirado.
    Es importante asegurarse que las puntas estén en perfecto estado.

    Un lente magnificador le ayudará a revisar sus agujas previo al tratamiento.
    Recuerde que una aguja chueca o roma es inservible, al mismo tiempo que incrementa la posibilidad de generar cicatrices.

    Considere sus leyes estatales para conocer la manera correcta de deshacerse de las agujas usadas. La mayoría de los estados requieren que las agujas sean puestas en un contenedor de desechos bio-peligrosos y que solo se llene al 75 por ciento de su capacidad y el resto del espacio llenarlo de yeso; después de esto, se pueden depositar en un contendor convencional, (solo si el estado lo permite).

    Si usted toma mucho tiempo al infiltrar el pigmento quizá no sepa determinar qué aguja escoger. También el no estirar la piel correctamente evita depositar el pigmento lo suficientemente profundo.

    Es mejor ser agresivo una vez que ser que ser apacible 10 veces. Recuerde que retocar la piel repetidamente puede dañarla severamente y causar cicatrices irreversibles.