Por Alfredo González

    Uno de los mayores obstáculos en la industria de la micropigmentación, es anestesiar efectivamente la piel. Esto se debe a que una de las propiedades de la piel es la de ser impermeable, y por tanto es muy resistente a la mayoría de compuestos que se aplican por vía tópica. La capa superficial de la epidermis, llamada estrato corneo, funciona como barrera protectora impidiendo que un medicamento como los anestésicos tópicos penetren.

    Un estudio de la composición química del estrato corneo, muestra que éste está conformado de queratina y que está hidratado por un 15 a 30 % de agua. La penetración epidérmica, es influenciada directamente por el grosor del estrato corneo, la hidratación, temperatura y lo compacto que éste esté. Cada capa de células queratinizadas disminuye la penetración de los ingredientes. Por esta razón, es muy importante que la piel que va a ser anestesiada, sea exfoliada.

    La permeabilidad de una piel hidratada normal, contiene un 10% de agua. La oclusión tiene un efecto directo ya que ocluyendo podemos incrementar el porcentaje de agua hasta un 50% haciendo así que los medicamentos anestésicos penetren mejor y más rápidamente. Esto sucede debido a que la oclusión permite que el anestésico permanezca líquido y húmedo. Recuerde, incrementa el porcentaje de agua en la epidermis conseguimos una mejor penetración.

    La penetración de un medicamento anestésico tópico, es influenciada por varios factores que son:
    1. Concentración del producto en cuanto a porcentajes de los medicamentos empleados.
    2. pH del anestésico.
    3. Cantidad de producto empleada en el área por anestesiar.
    4. Preparación que se de a la piel antes de aplicar el producto.
    ¿Cuándo se tiene dificultad para hacer penetrar un anestésico?
    La piel gruesa y seborreica, la cicatrizada y la expuesta al sol no es permeable, así como la que sufre de alteraciones tales como híper o hipo pigmentación.
    Por el contrario, la piel delgada, deshidratada y laxa tiene un mayor porcentaje de absorción.

    Anestésico es una sustancia éster o amida que interfiere en la conducción del estímulo nervioso, disminuyendo parcial o totalmente la sensibilidad de una zona anatómica y permitiendo efectuar procedimientos dolorosos e invasivos sin molestia para la persona. Existen diversas formas de administrar anestésicos al organismo, una de ellas es la tópica.

    Los anestésicos tópicos son poco eficaces, pero si la absorción de éstos, es en suficiente cantidad, bloquear la sensación de terminaciones nerviosas epidérmicas, permitiéndonos, herir la piel sin dolor.

    Los anestésicos tópicos empleados en los procedimientos de micropigmentación, se dividen en:
    a) Los de acción previa a la ruptura la piel.
    b) Los de acción en piel abierta.

    Generalmente los anestésicos tópicos que se usan para antes de abrir la piel son compuestos de Lidocaína y Tetracaína, algunos están adicionados con Benzocaína la cuál ayuda a que haya una vasodilatación y que el producto se aproveche mejor.

    En los procedimientos de maquillaje permanente, los anestésicos tópicos de aplicación previa a la ruptura de la piel, requieren de la aplicación de una técnica que refuerce su acción farmacológica. Esta se llama: Oclusión, y evita que los anestésicos se evaporen y se sequen, además de reducir los períodos de reposo.

    Generalmente un anestésico tópico, necesita de un tiempo de pose de por lo menos 30 o 40 minutos dependiendo el área que se pretenda anestesiar. Los tejidos transicionales como el que se encuentra en la vermilia de los labios y el párpado superior, necesitan del tiempo máximo de pose para lograr el objetivo. La piel de las cejas y la del párpado inferior, se logran anestesiar en menos tiempo.

    Para que un anestésico tópico, previo, penetre mejor y en menos tiempo, se recomienda exfoliar o escoriar ligeramente la piel. Esto se consigue mediante el uso de:
    a) Cremas granuladas especialmente diseñadas para la piel de la cara.
    b) Limas de acrílico o cristal, de las utilizadas en la manicura. Se recomiendan estos materiales ya que ambos pueden ser esterilizados. Para evitar cualquier riesgo de contaminación, éstas limas deberán usarse solamente una vez y en no más de una persona.
    c) Micro Cepillos dentales. Estos cepillos están hechos de un material fibroso que ayuda a remover las células muertas al frotarlos sobre la piel.
    d) Micro-dermoabrador mecánico. Este aparato retira la keratina epidérmica rápidamente.

    Ninguno de estos procedimientos se recomiendan para la zona ocular, aunque la piel del párpado superior no sea receptiva al producto.

    Independientemente se efectúe una escoriación en la piel, mejorando con ésta el aprovechamiento del anestésico de uso previo, también se recomienda el uso de aparatos y métodos aceleradores, que permitan reducir considerablemente el tiempo de pose.

    Para acelerar el tiempo de acción de un anestésico para antes de abrir la piel, puede utilizarse cualquier fuente de calor como son:
    a). Papel de aluminio especial para tratamientos capilares.
    b.) Lámparas de luz incandescente, luz blanca o roja terapéuticas.
    c.) Vaporizadores.
    d.) Almohadillas de gel cosméticas pre-calentadas.

    Recuerde que no debe usar ningún aparato acelerador cuando se pretenda anestesiar el área ocular, los únicos artículos autorizados son los antifaces de gel previamente calentados, y papel estaño suave.

    Manera correcta de usar las lámparas terapéuticas.
    Los rayos de las lámparas terapéuticas, tienen una longitud de onda larga, frecuencia baja y propiedades de penetración dentro de los tejidos de la piel.
    En la cosmetología este tipo de lámparas se emplean para incrementar el metabolismo produciendo cambios químicos en la piel, dilatar los vasos sanguíneos aumentando la circulación capilar, además de relajar y aliviar el dolor de los músculos adoloridos. Una de las mejores características de ésas lámparas, es que calientan el área en la que se pretende trabajar sin aumentar la temperatura corporal general.

    Las lámparas terapéuticas, se pueden usar antes de un procedimiento de micropigmentación para acelerar el tiempo de pose de los anestésicos. Puesto que los rayos caloríficos relajan la piel e incrementan la circulación sanguínea, es más sencillo hacer penetrar un anestésico de base oleosa.

    Procedimiento para el uso correcto de las lámparas terapéuticas para acelerar el tiempo de pose de un anestésico recomendado para antes de abrir la piel.

    Nota:
    Considere que debido a la vibración que producen los rayos, es importante que proteja los ojos del cliente mientras la lámpara este en operación. Puede cubrirlos con almohadillas humedecidas en ácido bórico o solución salina oftálmica.
    Usted evite ver la lámpara directamente.

    1. Limpie perfectamente el área.
    2. Frote la zona en la que pretenda trabajar con un exfoliador facial granulado, Efectuando movimientos circulares.
    3. Retire el exfoliador perfectamente.
    4. Aplique una cantidad generosa de anestésico en las cejas o los labios. Nuca intente realizar este procedimiento en los ojos.
    5. Cubra la zona a tratar con papel osmótico.
    6. Sitúe la lámpara terapéutica a una distancia aproximada de 76 centímetros (30 pulgadas) y diríjala hacia la zona que deberá ser tratada.
    7. Cubra los ojos del cliente con almohadillas humedecidas.
    8. Evitando ver la lámpara directamente, enciéndala procurando que el reflejo este dirigido al área que se pretenda tratar.
    9. Programe el reloj por 5 minutos. (Este es el tiempo máximo recomendado por área).
    10. Retire el papel osmótico y el exceso de anestésico.
    11. Haga una prueba de sensibilidad con la aguja que pretenda trabajar.
    12. Pregunte al cliente por incomodidad. Si el cliente experimenta dolor, reaplique anestésico y cubra con papel osmótico por 5 minutos más. No use la lámpara nuevamente.

    Vaporizadores
    Los vaporizadores producen un calor uniforme y húmedo. Su acción suaviza la piel dilata los capilares y ayuda a penetrar cosméticos en la piel. Los vaporizadores también se usan durante los faciales. La dilatación que ejerce sobre los poros, facilita así extracción de cápsulas sebáceas.

    Los vaporizadores húmedos, pueden usarse antes de un procedimiento de maquillaje permanente para acelerar el tiempo de pose de un anestésico de los recomendados para antes de abrir la piel.

    Su acción no es tan profunda como sucede con las lámparas de rayos infrarrojos, por lo que pueden usarse con el mismo objetivo.
    Debido a que su efecto calorífico relaja el tejido y aumenta la circulación sanguínea, este tipo de aparatos si pueden ser usados cuando se desee aumentar la temperatura del área de los párpados.

    Procedimiento para el uso correcto de los vaporizadores húmedos para acelerar el tiempo de pose de un anestésico base oleosa recomendado para antes de abrir la piel.
    1. Limpie perfectamente el área.
    2. Usando movimientos circulares, frote la zona en la que pretenda trabajar con un exfoliador facial granulado.
    3. Retire el exfoliador perfectamente.
    4. Aplique una cantidad generosa de anestésico en la zona que trabajará.
    5. Si desea anestesiar el área de los ojos, no se olvide de aplicar lágrimas artificiales para protegerlos de los anestésicos.
    6. Cubra con papel osmótico la zona a tratar.
    7. Sitúe el vaporizador aproximadamente a 50 centímetros de distancia (20 pulgadas), y diríjalo hacia la zona que deberá ser tratada.
    8. Programe el reloj por 10 minutos.
    9. Retire el papel osmótico y el exceso de anestésico.
    10. Con la aguja, haga una prueba de sensibilidad.
    11. Pregunte al cliente si acaso siente incomodidad. Si experimenta dolor, re-aplique anestésico y cubra con papel osmótico por 10 minutos más.

    Procedimiento correcto para pre-calentar las almohadillas cosméticas del gel.
    a). Enjuague la almohadilla o antifaz en agua tibia.
    b. Sumérjala dentro de una bacía con agua, especial para micro-ondas.
    c). Caliente la bacía con el agua y el antifaz por 30 segundos dentro de un horno de Micro-ondas.
    d). Retire y con cuidado cúbrala con papel osmótico.
    e). Si la temperatura es confortable al tacto, aplíquela sobre el área.
    El micro-dermoabrador
    Los micro-dermoabradores, son aparatos utilizados para los tratamientos de peelings mecánicos. Su función de expulsión y absorción provocan un movimiento de rotación que permite exfoliar la piel sin dañarla severamente.

    Generalmente este tipo de aparatos trabajan con óxido de aluminio refinado, el que al ser expulsado, y absorbido, funciona como una lija fina que desprende las capas superficiales de la epidermis.

    Los micro-dermoabradores, pueden ser usados para exfoliar la piel profundamente y dejarla receptiva antes de un procedimientos de micropigmentación.
    Ayudarán a facilitar la penetración de los anestésicos oleosos o geloides recomendados para antes de abrir la piel.

    Procedimiento para el uso correcto de los micro-dermoabradores para acelerar el tiempo de pose de un anestésico recomendado para antes de abrir la piel.

    1. Limpie perfectamente el área.
    2. Encienda el micro-dermoabrador en potencia moderada.
    3. Estire la piel y pase la probeta gentilmente sobre el área en una sola dirección.
    4. Repita el procedimiento.
    5. Aplique una cantidad generosa de anestésico.
    6. Cubra la zona a tratar con papel osmótico.
    7. Sigua las recomendaciones del fabricante acerca del tiempo de pose recomendado.
    8. Si desea reducir considerablemente el tiempo de pose, utilice una lámpara de rayos infrarrojos o un vaporizador húmedo.

    Anestésicos Líquidos.
    Dentro de la gran variedad de productos que usamos en los tratamientos de micropigmentación, contamos con los anestésicos líquidos. La aplicación de algunos de ellos es recomendada para después de abrir la piel. Si este tipo de medicamentos se ionizan, existe una gran posibilidad de que éstos también se usen antes de abrir la piel.

    Los anestésicos líquidos tópicos, podrán ser usados para antes de abrir la piel si se emplean en conjunción de la corriente Galvánica.

    La corriente galvánica.
    Este aparato utiliza una corriente continua, reducida a un nivel muy bajo de tensión. Este tipo de corriente produce diferentes cambios químicos en la piel dependiendo el tipo de polaridad que se use. Los tratamientos ofrecidos con este tipo de corriente se denominan ionizaciones.

    Cuando se usa el electrodo positivo llamado ánodo, se producen reacciones ácidas en la piel (anaforesis), lo que ayuda a que penetren las soluciones alcalinas dentro de la piel. El electrodo negativo o cátodo, produce reacciones alcalinas (cataforesis) ayudándonos a introducir a este tejido, soluciones ácidas.

    Para poder realizar una ionización debemos confirmar que el producto que desea penetrar a capas dérmicas tenga base agua, ya que los productos con bases oleosas no son ionizables.

    Algunos de los anestésicos recomendados para “antes de abrir la piel”, tienen base agua. Es fácil identificarlos ya que estos son líquidos, o geloides. Los anestésicos que posean estas características son considerados ionizables.

    Si la corriente galvánica tiene la propiedad de producir cambios químicos en la piel forzándola a absorber productos ionizables, imagínese que pasaría si hacemos una cataforesis empleando un anestésico ácido o una anaforesis usando uno alcalino.

    Generalmente el pH de un anestésico recomendado para los procedimientos de maquillaje permanente es ácido. Esto ayuda a que la piel no se irrite durante el tiempo de pose. El uso de un anestésico con un pH ácido también evita que una vez que la piel este abierta cliente no experimente escozor.

    La ionización de anestésicos antes de un procedimiento de maquillaje permanente, ayuda enormemente a disminuir el tiempo de pose, y a que el producto penetre más profundamente ayudándonos de esta manera a controlar el dolor durante la transferencia de la guía.

    Recuerde que solamente la zona de los labios y las cejas podrán ser ionizadas. Los párpados jamás.

    Procedimiento para ionizar un anestésico ácido.

    Nota:
    La corriente galvánica, usa dos tipos de electrodos, uno activo y otro pasivo. El electrodo activo es el que cambia de polaridad. El pasivo sirve solamente como contacto.

    1. Limpie perfectamente el área.
    2. Envuelva el electrodo pasivo en una gasa humedecida.
    3. Pídale al cliente detener en su mano el electrodo “pasivo”. Si el electrodo pasivo es en forma de almohadilla, acomódela cerca de la piel del cliente.
    4. Aplique el anestésico ácido y distribúyalo uniformemente.
    5. Ajuste el seleccionador de polaridad a negativo.
    6. Seleccione una potencia mínima.
    7. Tome el electrodo activo en su mano. Gentilmente haga contacto con la piel del cliente.
    8. Mueva el electrodo lentamente de manera giratoria.
    9. Incremente la potencia del aparato. Pregunte al cliente por incomodidad y comuníquele que experimentara sabor a metal en su boca.
    10. El tiempo recomendado de ionización en labios debe ser de 10 minutos. En cejas dependiendo de la textura de la piel, varía de 5 a 10 minutos.

    Como se usan los anestésicos para después de abrir la piel.

    El manejo de estos anestésicos es sencillo ya que lo único que requieren es que la piel esté abierta.
    Estos medicamentos tópicos están hechos de Tetracaína, Lidocaína y epinefrina. Su pH es relativamente ácido lo que evita que la piel se irrite independientemente se usen durante todo el procedimiento.
    Su tiempo de pose es muy corto, 5 minutos, y obviamente no requieren de oclusión.

    Se le recomienda no usar anestésicos tópicos alcalinos, ya que éstos irritan e inflaman la piel severamente. Los medicamentos anestésicos odontológicos tienen un pH de aproximadamente 9.5, lo que los hace sumamente agresivos. No obstante este tipo de anestésicos al igual que los formulados para uso exclusivamente médico, como aquellos que se usan en los tratamientos pre-diálisis, pueden resultar muy peligrosos sobre todo en el área ocular.

    Por último, sondee a su cliente antes de intentar usar un anestésico, ya que deberá determinar si podrá usarlos sin peligro. Por otro lado también deberá evitar el uso de anestésicos que contengan epinefrina cuando determine que su cliente padece de arritmias o cardiopatías.
    Recuerde, el uso de anestésicos, pudiera resultar más peligroso de lo que usted se imagina. El deterioro del epitelio de la cornea o el desprendimiento total de ésta, sucede muy a menudo independientemente usted no se de cuenta.