Aparatología aplicada a la Micropigmentación

    Electroterapia es el nombre que reciben los procedimientos en los que se usan aparatos diseñados para los tratamientos faciales, capilares y corporales.

    Entre los más conocidos aparatos eléctricos que se han venido usando en el campo de la cosmetología, se encuentran los denominados “estimuladores” que trabajan con una corriente específica para producir efectos determinados en la piel, los terapéuticos que funcionan emitiendo diferentes rayos de luz, y los llamados aparatos auxiliares.

    Entre los estimuladores, más usados en la electroterapia se encuentran la corriente galvánica, la farádica y la alta frecuencia. Las lámparas terapéuticas más empleadas son las de luz blanca, roja, infra-roja y ultra-violeta. Los aparatos auxiliares más comunes son los diferentes vibradores, vaporizadores y los exfoliadores mecánicos.

    En el campo de la micropigmentación, aún no se han venido empleando estos aparatos, los que sin lugar a dudas, pueden ayudarnos a realizar los procedimientos de una manera más exitosa.

    Los aparatos eléctricos usados en la electro-terapia que pueden ser usados en los procedimientos de micropigmentación, se encuentran:
    a) La corriente galvánica
    b) La corriente de alta frecuencia
    c) La lámpara de luz infrarroja
    d) Los vaporizadores
    e) El micro-dermoabrador

    La corriente galvánica.
    Este aparato utiliza una corriente continua, reducida a un nivel muy bajo de tensión. Este tipo de corriente produce diferentes cambios químicos en la piel dependiendo el tipo de polaridad que se use. Los tratamientos ofrecidos con este tipo de corriente se denominan ionizaciones.

    Cuando se usa el electrodo positivo llamado ánodo, se producen reacciones ácidas en la piel (anaforesis), lo que ayuda a que podamos hacer penetrar soluciones alcalinas dentro de la piel. El electrodo negativo o cátodo, produce reacciones alcalinas (cataforesis) ayudándonos a penetrar soluciones ácidas.

    En los tratamientos faciales, la corriente galvánica es muy usada ya que forzamos a la piel a absorber diferentes sustancias empleadas para el embellecimiento y mantenimiento de la textura y elasticidad de la piel.

    Para poder realizar una ionización debemos considerar que el producto que necesitamos penetrar tenga base agua, ya que los productos con bases oleosas no son ionizables.

    Dentro de la gran variedad de productos que usamos en los tratamientos de micropigmentación, contamos con los anestésicos. La aplicación de algunos de ellos es recomendada para antes de abrir la piel; tarea difícil ya que para hacer penetrar un anestésico en piel intacta, se requiere de largos períodos de pose; no obstante en personas sensibles no logramos adormecer el área.

    Algunos de los anestésicos recomendados para “antes de abrir la piel”, tienen base agua. Es fácil identificarlos ya que estos son líquidos, o geloides. Los anestésicos que posean estas características son considerados ionizables.

    Si la corriente galvánica tiene la propiedad de producir cambios químicos en la piel forzándola a absorber productos ionizables, imagínese que pasaría si hacemos una cataforesis si empleamos un anestésico ácido o una anaforesis si usamos uno alcalino.

    Generalmente el pH de un anestésico recomendado para los procedimientos de maquillaje permanente es ácido. Esto ayuda a que la piel no se irrite durante el tiempo de pose. El uso de un anestésico con un pH ácido también evita que una vez que la piel este abierta cliente no experimente escozor.

    La ionización de anestésicos antes de un procedimiento de maquillaje permanente, ayuda enormemente a disminuir el tiempo de pose, y a que el producto penetre más profundamente ayudándonos de esta manera a controlar el dolor durante la transferencia de la guía.

    Recuerde que solamente la zona de los labios y las cejas podrán ser ionizadas. Los párpados jamás.

    Procedimiento para ionizar un anestésico ácido.

    Nota:
    La corriente galvánica, usa dos tipos de electrodos, uno activo y otro pasivo. El electrodo activo es el que cambia de polaridad. El pasivo sirve solamente como contacto.

    1. Limpie perfectamente el área.
    2. Envuelva el electrodo pasivo en una gasa humedecida.
    3. Pídale al cliente detener en su mano el electrodo “pasivo”. Si el electrodo pasivo es en forma de almohadilla, acomódela cómodamente cerca de la piel del cliente.
    4. Aplique el anestésico ácido y distribúyalo uniformemente.
    5. Ajuste el seleccionador de polaridad a negativo.
    6. Seleccione una potencia mínima.
    7. Tome el electrodo activo en su mano. Gentilmente haga contacto con la piel del cliente.
    8. Mueva el electrodo lentamente de manera giratoria.
    9. Incremente la potencia del aparato. Pregunte al cliente por incomodidad y comuníquele que experimentara sabor a metal en su boca.
    10. El tiempo recomendado de ionización en labios debe ser de 10 minutos. En cejas dependiendo de la textura de la piel, varía de 5 a 10 minutos.

    Procedimiento para ionizar un anestésico alcalino.

    1. Limpie perfectamente el área.
    2. Envuelva el electrodo pasivo en una gasa humedecida.
    3. Pídale al cliente detener en su mano el electrodo “pasivo”. Si el electrodo pasivo es en forma de almohadilla, acomódela cómodamente cerca de la piel del cliente.
    4. Aplique el anestésico alcalino y distribúyalo uniformemente.
    5. Ajuste el seleccionador de polaridad a positivo.
    6. Seleccione una potencia mínima.
    7. Tome el electrodo activo en su mano. Gentilmente haga contacto con la piel del cliente.
    8. Mueva el electrodo lentamente de manera giratoria.
    9. Incremente la potencia del aparato. Pregunte al cliente por incomodidad y comuníquele que experimentara sabor a metal en su boca.
    10. El tiempo recomendado de ionización en labios debe ser de 10 minutos. En cejas dependiendo de la textura de la piel, varía de 5 a 10 minutos.

    Corriente de alta frecuencia.
    La corriente de alta frecuencia, conocida también como corriente Tesla, se caracteriza por su vibración oscilatoria rápida, la cual no produce contracciones musculares. Su acción térmica produce efectos estimulantes. También es usada debido a sus poderes descongestionantes, cicatrizantes y germicidas.

    Los aparatos de alta frecuencia, usan un electrodo de cristal. Estos cambian su configuración dependiendo el área en la que se pretenda trabajar. La terminación de un electrodo facial tiene forma redonda y apanada; los que se usan para la estimulación del cuero cabelludo presentan la forma de un rastrillo para jardín.

    La corriente de alta frecuencia, también es conocida como corriente de rayos violetas. Esto se debe a que cuando está en operación emite una serie de destellos diminutos color violeta (Pueden ser anaranjados cuando el electrodo contiene gas de neón).

    En la industria de la cosmetología, la corriente de alta frecuencia se usa para los tratamientos de seborrea, alopecia y acne.

    Si la corriente de alta frecuencia posee características germicidas, descongestionantes y cicatrizantes, obviamente puede ser usada después de un procedimiento de maquillaje permanente para controlar la inflamación, acelerar el proceso de cicatrización y evitar infecciones.

    Procedimiento para la aplicación de corriente de alta frecuencia después de un procedimiento de maquillaje permanente realizado en cejas o labios.
    1. Limpie perfectamente el área con gasas estériles y agua destilada.
    2. Seleccione una potencia mínima.
    3. Apoye su dedo índice en la base del electrodo para evitar que el cliente siente un “shock”.
    4. Gentilmente haga contacto con la piel del cliente.
    5. Mueva el electrodo lentamente de manera giratoria.
    6. Incremente la potencia del aparato. Pregunte al cliente por incomodidad.
    7. El tiempo recomendado debe ser de 3 minutos en los labios. En cejas deberá pasar el electrodo aproximadamente 3 minutos en cada una.

    Debido a que el electrodo será usado en piel abierta, debemos considerar la importancia de usar un electrodo desinfectado. Después de su uso, deberemos lavar la parte de cristal perfectamente con un jabón germicida para luego frotarlo con toallas húmedas que contengan un germicida potente. También podemos usar algún esterilizador químico para este objetivo.
    Lámpara de luz infrarroja.
    Los rayos de luz infrarrojos, tienen una longitud de onda larga frecuencia baja y propiedades de penetración dentro de los tejidos de la piel.
    En la cosmetología este tipo de lámparas se usan para incrementar el metabolismo produciendo cambios químicos en la piel, dilatar los vasos sanguíneos aumentando la circulación, además de relajar y aliviar el dolor de los músculos adoloridos.

    Una de las mejores características de las lámparas de rayos infrarrojos, es que calientan el área en la que se pretende trabajar sin aumentar la temperatura del cuerpo.

    La lámpara de rayos infrarrojos, se puede usar antes de un procedimiento de micropigmentación para acelerar el tiempo de pose de los anestésicos. Puesto que los rayos caloríficos relajan la piel e incrementan la circulación sanguínea, es más sencillo hacer penetrar un anestésico base oleosa.

    Procedimiento para el uso correcto de las lámparas de rayos infrarrojos para acelerar el tiempo de pose de un anestésico recomendado para antes de abrir la piel.

    Nota:
    Considere que debido a la vibración que producen los rayos infrarrojos, es importante que proteja los ojos del cliente mientras la lámpara este en operación. Puede cubrirlos con almohadillas humedecidas en ácido bórico o solución salina oftalmológica.
    Evite ver la lámpara directamente.

    1. Limpie perfectamente el área.
    2. Usando movimientos circulares, frote la zona en la que pretenda trabajar con un exfoliador facial granulado.
    3. Retire el exfoliador perfectamente.
    4. Aplique una cantidad generosa de anestésico en las cejas o los labios. Nuca intente realizar este procedimiento en los ojos.
    5. Cubra la zona a tratar con papel osmótico.
    6. Sitúe la lámpara de rayos infrarrojos a una distancia aproximada de 76 centímetros (30 pulgadas) y diríjala hacia la zona que deberá ser tratada.
    7. Cubra los ojos del cliente con almohadillas humedecidas.
    8. Evitando ver la lámpara directamente, enciéndala procurando que el reflejo este dirigido al área que se pretenda tratar.
    9. Programe el reloj por 5 minutos. (5 minutos por área es el tiempo máximo recomendado).
    10. Retire el papel osmótico y el exceso de anestésico.
    11. Con la aguja que pretenda trabajar, haga una prueba de sensibilidad.
    12. Pregunte al cliente por incomodidad. Si el cliente experimenta dolor, reaplique anestésico y cubra con papel osmótico por 5 minutos más. No use la lámpara nuevamente.

    Vaporizadores
    Los vaporizadores se usan para producir un calor uniforme y húmedo. Su acción suaviza la piel dilata los capilares y ayuda a penetrar cosméticos en la piel. Los vaporizadores también se usan durante los faciales para dilatar los poros facilitando así la extracción de cápsulas sebáceas.

    Los vaporizadores húmedos, pueden usarse antes de un procedimiento de maquillaje permanente para acelerar el tiempo de pose de un anestésico recomendado para antes de abrir la piel.

    Aunque su acción no es tan profunda como sucede con las lámparas de rayos infrarrojos, se pueden usar con el mismo objetivo ya que su acción calorífica relaja el tejido y aumenta la circulación sanguínea, no obstante este tipo de aparatos si pueden ser usados cuando se desee aumentar la temperatura del área de los párpados.

    Procedimiento para el uso correcto de los vaporizadores húmedos para acelerar el tiempo de pose de un anestésico base oleosa recomendado para antes de abrir la piel.

    1. Limpie perfectamente el área.
    2. Usando movimientos circulares, frote la zona en la que pretenda trabajar con un exfoliador facial granulado.
    3. Retire el exfoliador perfectamente.
    4. Aplique una cantidad generosa de anestésico en la zona que pretenda trabajar.
    5. Si desea anestesiar el área de los ojos, no se olvide de aplicar lágrimas artificiales para protegerlos de los anestésicos.
    6. Cubra la zona a tratar con papel osmótico.
    7. Sitúe el vaporizador aproximadamente a 50 centímetros de distancia (20 pulgadas), y diríjala hacia la zona que deberá ser tratada.
    8. Programe el reloj por 10 minutos.
    9. Retire el papel osmótico y el exceso de anestésico.
    10. Con la aguja que pretenda trabajar, haga una prueba de sensibilidad.
    11. Pregunte al cliente por incomodidad. Si el cliente experimenta dolor, reaplique anestésico y cubra con papel osmótico por 10 minutos más.

    El micro-dermoabrador
    Los micro-dermoabradores, son aparatos que se usan para los tratamientos de peelings mecánicos. Su función de expulsión y absorción provocan un movimiento de rotación que permite exfoliar la piel sin dañarla severamente.

    Generalmente este tipo de aparatos trabajan con oxido de aluminio refinado, el que al ser expulsado, y absorbido, funciona como una lija fina que desprende las capas superficiales de la epidermis.

    Antes de un procedimientos de micropigmentación, los micro-dermoabradores, pueden ser usados para exfoliar la piel profundamente y dejarla receptiva para la penetración de los anestésicos recomendados para antes de abrir la piel sean estos oleosos o geloides.

    Procedimiento para el uso correcto de los micro-dermoabradores para acelerar el tiempo de pose de un anestésico recomendado para antes de abrir la piel.

    1. Limpie perfectamente el área.
    2. Encienda el micro-dermoabrador en potencia moderada.
    3. Estire la piel y pase la probeta gentilmente sobre el área en una sola dirección.
    4. Repita el procedimiento.
    5. Aplique una cantidad generosa de anestésico.
    6. Cubra la zona a tratar con papel osmótico.
    7. Sigua las recomendaciones del manufacturero a cerca del tiempo de pose recomendado.
    8. Si desea reducir considerablemente el tiempo de pose, utilice una lámpara de rayos infrarrojos o un vaporizador húmedo.

    La Crio-terapia

    Los aparatos de crio-terapia, trabajan con una corriente alterna. Poseen un dispositivo electrónico que permite la aplicación de frío localizado mediante una sonda.
    Con la crio-terapia se puede lograr una disminución considerable del dolor, evitando el uso de anestésicos, vasoconstricción, y descongestionamiento de la zona post-procedimiento disminuyendo considerablemente las edematizaciones.

    El dispositivo electrónico del aparato de crio-terapia, puede bajar la temperatura hasta de -5?, una temperatura no muy recomendable ya que -2?, es la temperatura mínima recomendada.

    El aparato de crio-terapia se considera contraindicado en personas que presenten enfermedades evolutivas o inmunitarias, así como también quienes presenten fracturas no consolidadas, transplantes recientes, algún tipo de trastorno infeccioso, alergias al frío o hipersensibilidad cutánea, crioglobulinemia o diabetes.

    Procedimiento para el uso correcto de la Crio-Terapia

    1. Limpie perfectamente el área.
    2. Después de desinfectar perfectamente la base de la sonda, envuélvala con papel osmótico.
    3. Esperar a que la sonda empiece a enfriarse.
    4. Pedir al cliente que aplique la base de la sonda en el área en la que se pretenda trabajar, esto con el objetivo de evitar que sea sorprendida por el frío y que sea ella quien controle el tiempo de pose y la temperatura.
    5. Para lograr que el aparato de crio-terapia alcance una eficacia máxima, es imprescindible bajar la temperatura lentamente de 2 en 2 grados, considerando que mientras más baje la temperatura más eficaz será el efecto.
    6. Generalmente las temperaturas recomendadas según el área a trabajar son:
    a) +2? para los ojos
    b) 0? para las cejas
    c) -2? para los labios

    7. Pedir a la clienta que ella coloque la base de la sonda todo el tiempo que pueda soportarla.
    8. Hacer una prueba con la aguja para determinar si el área ha sido adormecida.
    9. Si el cliente responde positivamente a la prueba de la aguja, inicie el procedimiento. Pídale al cliente coloque la sonda nuevamente cuando experimente dolor.
    10. Después de terminado el procedimiento, pídale al cliente que re-aplique la base de la sonda en el área trabajada durante 3 a 6 minutos para bajar la edematización y descongestionar la zona.