Aparatología usada en los procedimientos de Micropigmentación

    Electroterapia es el nombre que reciben los procedimientos en los que se usan aparatos diseñados para los tratamientos faciales, capilares y corporales.

    Entre los más conocidos aparatos eléctricos que se han venido usando en el campo de la cosmetología, se encuentran los denominados “estimuladores” que trabajan con una corriente específica para producir efectos determinados en la piel, los terapéuticos que funcionan emitiendo diferentes rayos de luz, y los llamados aparatos auxiliares.

    Entre los estimuladores, más usados en la electroterapia se encuentran la corriente galvánica, la farádica y la alta frecuencia. Las lámparas terapéuticas más empleadas son las de luz blanca, roja, infrarroja y ultravioleta. Los aparatos auxiliares más comunes son los diferentes vibradores, vaporizadores y los exfoliadores mecánicos.

    En el campo de la Micropigmentación, aún no se han venido empleando estos aparatos, los que sin lugar a dudas, pueden ayudarnos a realizar los procedimientos de una manera más exitosa.

    Los aparatos eléctricos usados en la electroterapia que pueden ser usados en los procedimientos de Micropigmentación, se encuentran:

    a) La corriente galvánica
    b) La corriente de alta frecuencia
    c) La lámpara de luz infrarroja
    d) Los vaporizadores
    e) El micro-dermoabrador

    Alta Frecuencia
    Las acciones curativas y sedantes de la corriente de alta frecuencia son generalmente conocidas en la práctica médica. La aplicación de esta corriente, es agradable y cómoda. Su efecto puede atravesar la piel sin ningún peligro, y sin las desagradables descargas de la corriente farádica.

    El campo de las indicaciones de la corriente de alta frecuencia es muy extenso. Para los diversos tratamientos se utilizan, tanto las descargas en forma de chispa, como las descargas en forma de haz. Se han obtenido resultados curativos sorprendentes valiéndose del efecto de diatermia que produce, mediante la transformación de energía eléctrica en calor.

    Los electrodos de cristal llenos de gas, producen un enrojecimiento intenso, en señal del aumento de la afluencia de sangre. Esto tiene por consecuencia el enriquecimiento del tejido en oxígeno, a causa de la mayor nutrición. Además, la corriente de alta frecuencia mitigan los dolores, hacen que disminuya la picazón y obliga a las sensaciones nerviosas a retroceder desde la hipersensibilidad hasta su estado normal.
    El electrodo de vidrio al ser aplicado sobre la piel, genera pequeñas chispas y radiación ultravioleta, que dan formación al gas ozono.
    El ozono produce lipo-peroxidación de las grasas, atacando los lípidos de la superficie cutánea que se encuentran en la piel. De este efecto surge la potente acción bactericida además del incremento de la temperatura y vaso-dilatación local, con el consecuente aumento de la irrigación, oxigenación y nutrición de los tejidos tratados.

    Beneficios de la corriente de alta frecuencia
    Acelera la circulación sanguínea evitando edematizaciones.
    Ayuda a la piel tanto a la excreción como a la absorción.
    Mata a las bacterias, se considera también anti-viral.
    Genera energía calorífica dentro de los tejidos de la piel.
    Ayuda a la penetración de las algunas cremas.

    La corriente galvánica.
    Este aparato utiliza una corriente continua, reducida a un nivel muy bajo de tensión. Este tipo de corriente produce diferentes cambios químicos en la piel dependiendo el tipo de polaridad que se use. Los tratamientos ofrecidos con este tipo de corriente se denominan ionizaciones.

    Cuando se usa el electrodo positivo llamado ánodo, se producen reacciones ácidas en la piel (anaforesis), lo que ayuda a que podamos hacer penetrar soluciones alcalinas dentro de la piel. El electrodo negativo o cátodo, produce reacciones alcalinas (cataforesis) ayudándonos a penetrar soluciones ácidas.

    En los tratamientos faciales, la corriente galvánica es muy usada ya que forzamos a la piel a absorber diferentes sustancias empleadas para el embellecimiento y mantenimiento de la textura y elasticidad de la piel. Para poder realizar una ionización debemos considerar que el producto que necesitamos penetrar tenga base agua, ya que los productos con bases oleosas no son ionizables.

    Dentro de la gran variedad de productos que usamos en los tratamientos de Micropigmentación, contamos con los anestésicos. La aplicación de algunos de ellos es recomendada para antes de abrir la piel; tarea difícil ya que para hacer penetrar un anestésico en piel intacta, se requiere de largos períodos de pose; no obstante en personas sensibles no logramos adormecer la zona.

    Algunos de los anestésicos recomendados para “antes de abrir la piel”, tienen base agua. Es fácil identificarlos ya que estos son líquidos, o geloides. Los anestésicos que posean estas características son considerados ionizables.

    Si la corriente galvánica tiene la propiedad de producir cambios químicos en la piel forzándola a absorber productos ionizables, imagínese que pasaría si hacemos una cataforesis si empleamos un anestésico ácido o una anaforesis si usamos uno alcalino.

    Generalmente el pH de un anestésico recomendado para los procedimientos de maquillaje permanente es ácido. Esto ayuda a que la piel no se irrite durante el tiempo de pose. El uso de un anestésico con un pH ácido también evita que una vez que la piel este abierta la cliente no experimente escozor.

    La ionización de anestésicos antes de un procedimiento de maquillaje permanente, ayuda enormemente a disminuir el tiempo de pose, y a que el producto penetre más profundamente ayudándonos de esta manera a controlar el dolor durante la transferencia de la guía.

    Recuerde que solamente la zona de los labios y las cejas podrán ser ionizadas. Los párpados jamás.

    Lámpara de luz infrarroja.
    Los rayos de luz infrarrojos, tienen una longitud de onda larga frecuencia baja y propiedades de penetración dentro de los tejidos de la piel.
    En la cosmetología este tipo de lámparas se usan para incrementar el metabolismo produciendo cambios químicos en la piel, dilatar los vasos sanguíneos aumentando la circulación, además de relajar y aliviar el dolor de los músculos adoloridos.

    Una de las mejores características de las lámparas de rayos infrarrojos, es que calientan el área en la que se pretende trabajar sin aumentar la temperatura del cuerpo.

    La lámpara de rayos infrarrojos, se puede usar antes de un procedimiento de Micropigmentación para acelerar el tiempo de pose de los anestésicos. Puesto que los rayos caloríficos relajan la piel e incrementan la circulación sanguínea, es más sencillo hacer penetrar un anestésico base oleosa.

    Procedimiento para el uso correcto de las lámparas de rayos infrarrojos para acelerar el tiempo de pose de un anestésico recomendado para antes de abrir la piel.

    Vaporizadores
    Los vaporizadores se usan para producir un calor uniforme y húmedo. Su acción suaviza la piel dilata los capilares y ayuda a penetrar cosméticos en la piel. Los vaporizadores también se usan durante los faciales para dilatar los poros facilitando así la extracción de cápsulas sebacias.

    Los vaporizadores húmedos, pueden usarse antes de un procedimiento de maquillaje permanente para acelerar el tiempo de pose de un anestésico recomendado para antes de abrir la piel.

    Aunque su acción no es tan profunda como sucede con las lámparas de rayos infrarrojos, se pueden usar con el mismo objetivo ya que su acción calorífica relaja el tejido y aumenta la circulación sanguínea, no obstante este tipo de aparatos si pueden ser usados cuando se desee aumentar la temperatura del área de los párpados.

    El micro-dermoabrador
    Los micro-dermoabradores, son aparatos que se usan para los tratamientos de peelings mecánicos. Su función de expulsión y absorción provocan un movimiento de rotación que permite exfoliar la piel sin dañarla severamente.

    Generalmente este tipo de aparatos trabajan con oxido de aluminio refinado, el que al ser expulsado, y absorbido, funciona como una lija fina que desprende las capas superficiales de la epidermis.

    Antes de un procedimientos de Micropigmentación, los micro-dermoabradores, pueden ser usados para exfoliar la piel profundamente y dejarla receptiva para la penetración de los anestésicos recomendados para antes de abrir la piel sean estos oleosos o geloides.

    Procedimiento para el uso correcto de los micro-dermoabradores para acelerar el tiempo de pose de un anestésico recomendado para antes de abrir la piel.

    1. Limpie perfectamente el área.
    2. Encienda el micro-dermoabrador en potencia moderada.
    3. Estire la piel y pase la probeta gentilmente sobre el área en una sola dirección.
    4. Repita el procedimiento.
    5. Aplique una cantidad generosa de anestésico.
    6. Cubra la zona a tratar con papel osmótico.
    7. Sigua las recomendaciones del manufacturero a cerca del tiempo de pose recomendado.
    8. Si desea reducir considerablemente el tiempo de pose, utilice una lámpara de rayos infrarrojos o un vaporizador húmedo.